¿Son los tatuajes considerados una obra de arte?

on

Todavía causa admiración ver a personas que tienen tatuajes diminutos, o bien que se dejan estampar todo el cuerpo con imágenes de calaveras o dragones; pero lo cierto es que tatuar sobre la piel no es un arte reciente.

Sin embargo existen dudas de que esta práctica que se ha transformado en algo habitual se considere un arte. Es quizás una de las formas que tiene de expresarse el ser humano, bien como lienzo andante o como tatuador profesional.

Por ello, cada tanto se celebra una que otra exposición de tatuajes (expo-tatoos), o en cada rincón emerge un lugar en el que las personas buscan realizarse tatuajes de acuerdo a su gusto. Hace no mucho en Hamburgo se produjo una exposición relacionada a este famoso arte corporal.

Una de las razones que tienen que ver con la divulgación de los tatuajes desde Hamburgo, se debe a que es una ciudad portuaria y desde el siglo XIX era habitual ver a los marineros tatuados con figuras diversas.

A partir de entonces, Hamburgo se ha convertido en la capital mundial del tatuaje y eso se puede evidenciar en el Museum fur kunst und Gewerbe. Algunos tatuadores famosos procedentes de Hamburgo son Christian Warlich y Herbert Hoffmann.

Historia del tatuaje

La palabra “tatuaje” deriva del tahitiano y samoano “tatau”. Los marineros que llegaron a esos rincones, quedaron admirados con las figuras dibujadas en las pieles de estas tribus de Oceanía.

Ya para 1775 se pudieron ver asombrosas pinturas que reseñaban a tahitianos tatuados, especialmente en un cuadro de William Hodges, específicamente de la bahía Oaite Peha, actualmente exhibida en la casa de la Reina, en Greenwich.

Esta pintura se debe a que Hodges navegó con el Capitán Cook como artista para elaborar cuadros de las hazañas náuticas, ya que era costumbre en este entonces llevar un pintor a bordo en las exploraciones marinas.

No por nada Hodges en uno de sus cuadros incluye a dos mujeres que salen del agua, cuyas piernas se encuentran cubiertas de tatuajes, específicamente en Tahití, donde tanto hombres como mujeres portan este arte corporal.

Difusión de los tatuajes a nivel mundial

Prácticamente tuvo que pasar un siglo para que las formas de arte encontradas por el Capitán Cook se hicieran famosas, difundiéndose a partir de entonces entre la cultura popular, mas no en las élites.

No pasaría mucho tiempo para que los marineros empezasen a realizarse tatuajes; no obstante el tatuaje no es considerado arte formal pues su adopción se realizó por parte de las clases más bajas de Europa, por lo que tendrían una reputación asociada a la plebe y criminales.

Quizás es por eso que aún existen prejuiciosos que se asustan con personas tatuadas, pues opinan que la seguridad de sus propiedades pueda verse alterada, pero con frecuencia esta creencia se encuentra un poco alejada de la realidad.

Más allá de lo que opinen los expertos en arte, cada vez son más las personas que incluyen un tatuaje en su piel, porque consideran que se trata de una obra de arte que portarán para el resto de sus vidas.