El arte como medio de vida

Muchos cuando se van de viaje lo primero, o más bien lo último literalmente, en lo que piensan es en comprar algún adornito o artesanía como regalo para algunos amigos o familiares, quizás para una colección personal como testimonio del sitio que se visitó o las cosas típicas que producen.

Lo que a menudo se ignora es que existen dos tipos de artesanías o recuerdos de viajes, los producidos en masa, principalmente en china y que se importan al sitio donde se venden para los viajeros que buscan un recuerdo bonito y rápido (aunque algo genérico) y las artesanías realizadas por manos expertas de forma diaria, nacidas del sitio que se visita y que guardan en su interior tradición e historia.

Cuando viajes intenta conseguir este tipo de recuerdos, verdaderas muestras del arte local para llevarte como conmemoración de la visita, ya que debemos recordar que estos pedacitos de artesanía local son muchas veces el principal medio de vida de los artesanos que las trabajan. Así que no solo nos llevaremos un recuerdo del viaje que culmina si no que estaremos apoyando a un artista en su sustento y la idea de que el arte puede ser verdaderamente un medio que cambie vidas.

Recuerda también que el arte real, un recuerdo hecho y trabajado a mano, es mucho más valioso a la hora de regalarse a algún amigo o familiar que una baratija plástica que se puede comprar en cualquier otra parte del mundo y que carece toda autenticidad y calor humano.